Ir a…

ROLES, OBLIGACIONES Y NECESIDADES PARA TOMAR EL ENVIÓN DESEADO


La mañana da para reflexionar, detrás del arco de Gómez, mientras el técnico paraba a un equipo tentativo, y los ubicaba según su forma de buscar el arco de Cottone, sobre la cabecera Sur del «Hugo Moyano». Y si bien un equipo está dividido por estructura, en delanteros de punta, volantes y defensores, también podríamos decir que hay conjuntos armados a Corto plazo (para sacar resultados YA), u otro que debiera durar toda la temporada, en su conformación, para llegar a la meta, con un sprint final, que desemboque en el Ascenso a la B Nacional. Pero pensabamos ¿Camioneros, dónde está parado hoy?. Mientras picaba por adentro Tolosa o Campito se retrasaba para buscar el balón. Hay una necesidad imperiosa de sacar puntos AHORA!. Pero para eso, el equipo se tiene que manifestar diametralmente opuesto a lo que significa salir «a la desesperada». A cada jugador se le indican determinados roles, obligaciones y funciones específicas, tanto del entrenador para con él, como así también de éste con sus compañeros y (en tanto José Cesarini cerraba su andarivel tratando de aceitar los movimientos con el «Pollo» Lozano), que además debe existir una unión por conveniencia, en cuanto a los objetivos deportivos, que sólo se alcanzan conjuntamente en los equipos profesionales. No existen dudas que ésta comunidad tiene lazos construidos con los meses, de sacrificarse por el compañero y  emocionalmente, un equipo que se agrupa y empuja hacia adelante, muchas veces sale a flote. Es cierto que Alves o sus colaboradores tienen su «librito» pero la magia en ésto no funciona, esa unidad homogénea adentro del grupo, forman la imágen del equipo en la cancha. Siempre hemos ponderado el valor humano y eso no va en la negativa de obviar la rivalidad tan humana de disputarse un rango o superar al otro. El concepto tan usado de «Once Camaradas» representará el modelo que Camioneros necesita que se transpole en puntos. Ya hemos visto horas y horas de entrenamientos, amistosos, partidos completos: Falta rebeldía, ese fuego sagrado, esa ejecución adentro de lo que se planifica afuera, de ganar dos partidos seguidos. Todos y cada uno de los integrantes está ahí por sus cualidades, por sus aptitudes y máxime aquellos que fueron traidos para pegar «un salto de calidad» de lo que teníamos el año pasado. Pués, el apoyó del club se multiplicó desde el comienzo de temporada, la logísitica también, y sólo se consiguió el 33 % de los puntos. Ahora más allá de los vaivenes, queda más de medio torneo por delante y TENEMOS QUE CLASIFICAR como primer objetivo. Cada uno empujando para salir a la ruta y tomar velocidad, sabemos que ES POSIBLE, miremos para adelante, TENGAMOS FÉ, y trabajemos para conseguirlo. De tanto soñar con el Ascenso, pasó el tiempo, se terminó la práctica, es hora de elongar y pegarse una ducha…