Ir a…

CAMIONEROS VIAJA A MAR DEL PLATA CON LA «GUARDIA ALTA»


Si uno revisa los últimos equipos de #Camioneros, podrá inferir que el técnico Calleri pregona su adhesión al fútbol ofensivo, pero después en la cancha, intenta primero la poseción del balón y a partir de ahí buscar penetrar en el cerrojo rival. Ya se terminó lo «fuerte» en lo físico, ahora, todo está supeditado a tareas con pelota, y en los últimos trabajos de campo queda plasmada la idea de desprender por las bandas a los laterales y utilizar la sorpresa como elemento extra. Creemos que los solistas que llegaron, fueron traidos bajo esa consigna y las características de cada uno así lo marcan, los primeros escarcéos son auspiciosos. El equipo que partirá en instantes a Mar del Plata, jugará amistosos con Aldosivi, Kimberley, Talleres, Once Unidos y Nación, desde el Viernes 9 al jueves 15, inclusive. Cuenta con dos o tres (según la versatilidad de algunos) para cubrir cada puesto, llevan tres arqueros (dos de ellos nuevos), con laterales y centrales del club como variantes y aquellos que permanecen del torneo anterior, volantes de contención, importantes a la hora de defender y con viveza para retroceder tapando y achicando, armadores de tres cuartos de cancha y delanteros «picantes» para poder llegar al gol, como culminación de una maniobra que puede arrancar a 60 metros del arco contrario, progresando a base de toques. Hemos visto tareas en espacios reducidos, que serán implementadas a la hora de tirar diagonales ofensivas, entrando y saliendo por cualquier sector, con algunos jugadores que se nota, tienen una facilidad pasmosa como frenan, cambian la dirección, vuelven a frenar y sacan el remate en forma instantánea. Efectivamente se apuntó a un equipo con otro nivel de exigencia con respecto al anterior, hay que remitirse solamente a leer quienes fueron incorporados tras el ascenso y con que fin, aún siguen en el plantel, y tendremos la exacta respuesta. Se apunta al «cielo para pegarle a una nube» y con jugadores de éste nivel, preparados como están, se podrá intentar cualquier planteo y funcionamiento colectivo. Para imaginarlo y «poner toda la carne al asador», habrá que consignar también que en el fútbol no se puede tener todo «el fútbol es como una manta corta corta. Si uno se tapa la cabeza, se le destapan los pies, o viceversa». Si el entrenador decide jugarse resueltamente con un Camioneros Super Ofensivo, tendrá que correr riesgos. Sino quiere correr tantos, tiene variantes con dobles Cincos que tienen la vitalidad de recuperación y carrileros a tales fines, sin perder la claridad para salir de la media cancha. De todos modos ganará potencia y certeza a la hora de llegada al área penal. Todo será en su «justa medida y armoniosamente», trabajar cada partido y cada rival (se pagaron con puntos errores pasados). Ya no es el tiempo de los líricos, de aquellos equipos que te atacaban con más gente que hoy, ahora, primero se cuida el Cero, pero tampoco podemos olvidar que este modelo 2019 quiere escalar positivamente con mayoría de jugadores que se mueven pensando en la red de enfrente. Claro que habrá un detalle importante, lo externo: no estar con preconceptos acerca de adversarios y arbitrajes, pero sí, atentos y con la guardia Alta. La barra futbolera, completamente agradecida.