Ir a…

“ARMAMOS UN GRUPO HERMOSO” ALLA PUGACH


Arranca un nuevo desafío para el Voley femenino de Camioneros. Charlamos y conocemos a una de las campeonas: Alla Pugach.
“Desde el año pasado que ansiaba el ascenso”
El super campeón equipo de Voley tiene en su plantilla a una jugadora de lujo. Nacida en Ucrania, Alla Pugach de 31 años además de desempeñarse en la Primera del Verde, trabaja en el Hospital Zonal General de Agudos Mi Pueblo de Fcio Varela, en Herbalife Nutrition y como planillera de voley. Su llegada al Verde se dio luego de evaluar entre varias propuestas, “Quería jugar Federación, tuve varias propuestas, de Banfield y Viave, pero Camioneros me quedaba más cerca para ir a entrenar. Además hacía tres años que jugaba en Los Andes en Lomas y estaba cansada de tanto viaje, ya que vivo en Quilmes Centro”
Poco a poco fue agarrando confianza con las chicas, hasta formar un grupo que ganó todo, “Al principio era muy nueva y solo me hablaba mucho con Celeste Cattena. De a poco me fui integrando y fuimos armando un hermoso grupo, nos apoyábamos en todo. Este año se sumaron chicas nuevas, y por suerte nos llevamos todas bien. Eso en la cancha es muy importante”.
Hoy es la encargada de sacar la foto selfie que se volvió ritual y cabala al finalizar cada partido. Desde adentro o afuera Alla siempre aporta con una sonrisa y energías para que el equipo consiga su objetivo.
Le sobran palabras de elogio para definir a la Institución, “El Club nos brinda mucho apoyo, la cancha donde entrenamos es muy linda, donde jugamos de local es muy resbaloso y el techo es muy bajo, pero lo demás, ahora que tenemos baños nuevos esta genial. Desde que estoy ya cambiamos 3 profes, fuimos progresivamente, cada uno tenía lo suyo pero cada vez que cambiamos fuimos mejorando mucho. Nos brindan ropa, agua, jugo, sándwich, fruta, todo lo que pueden, y todo lo que necesitemos, siempre están atentos a eso. Nos faltan zapatillas o rodilleras y hacen lo imposible por conseguirlos. Siempre hay disponible médicos para cuando los necesitemos. Hay fotógrafos, periodistas y cámara grabando los partidos”.
Destaca y valora mucho la diferencia que encuentra con otros clubes, “Diferencia mucha, ya que tenemos combi que nos lleva y nos trae a todos los partidos y algunos entrenamientos, comida y bebida. La ropa del Club, para entrenar, en otros clubes la pagas vos y vas por tu cuenta a los partidos”
El ascenso fue una revancha del 2017: “En mi caso desde el año pasado que ansiaba el ascenso y se nos escapó por malas decisiones de los profes y otros factores. Y este año entrenamos más duro, más enfocadas y con más ansias del ascenso, que al final se nos dio”.
El momento del ascenso quedará para siempre en el recuerdo de todos, “Cuando obtuvimos el ascenso sentí mucha alegría, porque pusimos mucho esfuerzo, mucho entrenamiento, me hubiese gustado entrar a la cancha y aportar un granito de arena, pero mis compañeras lo pudieron cerrar sin dificultad. Así que más que feliz”
Muchas cosas dejan de lado las chicas de Voley, sobre todo por jugar día de semana, “Las cosas que se dejan de lado es en primer lugar, quiero agradecerle a mi marido Angel David Yañez, por dejarme estar siempre, en todos los entrenamientos y partidos, apoyarme cuando estoy triste porque no me salen las cosas, entre el trabajo y el entrenamiento casi ni nos vemos en la semana.Aparte tengo que dejar un poco de lado mi trabajo en Herbalife, ya que no me queda tiempo para hacer reuniones y entrevistas con la gente. Además mi familia, mis padres los veo menos todavía, por suerte mi mamá viene al gimnasio conmigo y a los partidos. Es mi compañera incondicional, eternamente agradecida a ella, Rita Lisovska por estar siempre”.