Ir a…

UN CLUB PARA TODOS, CON SENTIDO DE PERTENENCIA INEVITABLE


Marcando el rumbo, incluyendo, compartiendo, sumando voluntades, haciendo que el sueño del gremio se transpolara en una institución donde TODOS pueden ser parte. Son 4000 almas que en distintos estamentos SIENTEN, PIENSAN, SE EMOCIONAN, por un club que va echando raíces. Es el VERDE, con una inevitable, indiscutible e inimitable ligazón, pero ya CAMIONEROS, ES DE TODOS. Fue el GRAN MÉRITO de conductores que por algo están donde están. Sostenemos que los clubes son, por un lado, lugares donde se puede captar y estudiar ciertas prácticas de construcción de identidades – individuales y colectivas-, procesos de subjetivación y sujeción de los individuos, lugares donde en la aparente práctica aséptica de enseñanza de deportes o juegos se producen fuertes procesos de transmisión de valores y valorizaciones, lugares donde se naturalizan sentidos de pertenencia, donde se acostumbra a los niños y jóvenes a ciertos comportamientos, obediencias,  a normas de convivencia. Por otro lado, los clubes, representan también lugares de esparcimientos y de experiencias de lo colectivo, donde se transforman y se inventan prácticas, donde los sujetos buscan su alteridad y ser aceptados y reconocidos a través de su esfuerzo individual y colectivo, lugares que resisten a ciertos valores dominantes, lugares a donde los sujetos pueden recurrir en busca de lo comunitario, de la solidaridad y de una competencia regulada o limitada por otras normas o valores que están en lo recreativo o lo lúdico.
Hasta el momento, en los estudios realizados, se puede observar entre otras cosas, que aproximadamente el 30 % de los jóvenes sólo hace algún tipo de actividad física en la actualidad, predominando el fútbol, en los varones con más del 60 %, luego le siguen el Futsal, básquet, artes marciales (con un crecimiento notable del kick boxing, boxeo, taek-wondo), etc. Por el lado de las mujeres, hay una mayor diversidad de actividades, como las Hockey, Voley, Fútbol, Futsal, danzas, las gimnasias y algunos abarcando un 40 %. Al cuestionar sobre las actividades que realizan sus respectivos grupos primarios, tanto acerca de las familias, como de las amistades más íntimas, realizan menos que la población objetivo, un 26 %, demostrando una falta de estímulo dentro del círculo más íntimo. La que es preponderante y supera el 50 % es el fútbol. Pero después para los padres y abuelos, quienes en su mayoría no van al club, sino sólo para ver a su hijo-nieto jugar, se reparten entre el gimnasio, los trabajos aeróbicos (correr, caminar) y la bicicleta, en lugares públicos como plazas y parques. Asimismo, en los jóvenes encuestados, se observó el crecimiento en la conducta “sedentaria”, caracterizada por un incremento en la permanencia en sus casas realizando las siguientes actividades; más del 70 % utilizando la computadora, con un promedio de uso al día de 4 horas 30 minutos. Es importante destacar que los jóvenes que hacen actividades, ya sean deportivas, gimnásticas, de danzas o artes marciales, cerca de un 95 % acude a un club, y manifiesta su alegría y felicidad al momento de ir y la falta que se siente cuando no. Por un lado la mayoría dice, en primer lugar, que la actividad física hace bien a la salud, pero nombran rápidamente a los amigos como la mejor excusa para ir al club. Se destaca, a pesar de ser un número no tan alto en relación a décadas anteriores, que para los adolescentes es fundamental la presencia del club en sus vidas y Camioneros ha sido en éstos nueve años un bastión importante para sacarlos de la calle e incluirlos en un ámbito propicio sin tener que abonar ningún tipo de arancel ni cuota social. Por eso es que los invitamos a acercarse y formar parte de nuestra familia, ya que nuestra institución está abierta a toda la comunidad.