Ir a…

URUGUAY – DÍA VII: ÓRDEN Y PROGRESO (CAMIONEROS GANÓ 2-0)


El Charrúa vive por el fútbol. CAMIONEROS cotejó frente al Gaucho en la cancha 4 del complejo O’Higgins. Progreso, equipo Uruguayo que participa en la Primera División con 100 años de historia. Con éste ya fueron 9 los partidos efectuados de preparación en el equipo Argentino (Alvarado, Aldosivi, San Telmo, El Porvenir, Vélez, Dep. Merlo, Potencia, Defensor Sporting), rumbo al Federal A que comenzará el 9 de Septiembre. En este país de 3,5 millones de habitantes, hay registradas 61 federaciones deportivas que cuentan con un total de 246 mil deportistas, de los cuales 200 mil son futbolistas que compiten en ligas profesionales, amateurs, o de fútbol infantil y disputan 3000 partidos de fútbol por fin de semana, cifras sin contar el público asistente a cada cancha.
LA SÍNTESIS
7 de Agosto de 2018
Cancha: Complejo O’Higgins
Hora: 15,40 – Temperatura: 17º
Arbitro: Hugo Rodríguez (bien)
Líneas: Martín Rodríguez y Martín Lemos
PROGRESO 0 – CAMIONEROS 2
Progreso: Techera, Ceballos, Santos, Mozos, Cuello, Montes, Goterman, Coccaro, Delgado y Sosa. DT. Marcelo Méndez.
Camioneros: Leandro Evangelisti, Matías Lozano, Leonardo Vitale, Jonatan Argañaraz, Marcelo Benitez, Carlos Madeo, Francisco Salinas, Laureano Tello, Nicolás Mamberti, Jonatan Campo y Lucas Vico. Suplentes: Cristian Cottone, Sebastián Alvarez, Juan Navarro, Brian Mussarella, Franco Cáseres, Mariano Barale, Matías Gonzalez, Damian De León. DT. Guillermo Calleri. AC.: Carlos Amodeo, Nicolás Amurín, Martín Jara. PF. Ariel Olgiati, Damian Aquino; Médico: Diego Lobbe; Kinesiólogo: Manuel Pires; Utileros: Héctor Nuñez y José Baigorria. Seguridad: Fabián Palavecino.
Goles en el Primer Tiempo: 22′ Francisco Salinas
Goles en el Segundo Tiempo: 15′ Lucas Vico
Cambios: Cottone, De León, Alvarez, Cáseres, Navarro, Mussarella, Mamberti, Gonzalez M. x Evangelisti, Benitez, Madeo, Vico, Campo, Salinas, Mamberti y Tello.

EL EQUIPO ASOMA…
Justo, preciso y equilibrado. Así le ganó CAMIONEROS a un equipo competitivo de Progreso, que utilizó a los integrantes del plantel de Primera que dirige Marcelo Méndez. Con el sistema clásico y elegido
de 4-4-2 para plasmar su modelo de juego, Calleri, entiende (a pesar de ensayar con otros) que es el que más le favorece equilibrando las líneas, permitiéndole poblar el mediocampo, ajustando las variantes y los distintos posicionamientos que pueden asumir. Con un arranque dubitativo, ya que tanto Coccaro, como Sosa iban ganando las bandas y los anticipos, sorprendiendo y generando 2 jugadas claras que terminaron con tapadas de Evangelisti y el travesaño como cómplice. Tras ese cuarto de hora, el equipo se acomodó y el sistema con gran capacidad de versatilidad por el lado de Campo y Tello, con Benítez retrasado, recuperando y Mamberti sobre la banda izquierda, es decir:  dos medios volantes externos de proyección ofensiva y dos mediocampistas mixtos (que cumplen un rol defensivo y ofensivo a la vez) que pueden repartirse el centro del campo de juego. La clave para adaptarse a las distintas situaciones de rival y juego fue ir juntando las líneas, para facilitar la profundidad que Salinas (rápido como un flash) y Vicó (de gran partido, rompiendo la defensa).
SALINAS RÁPIDO Y FURIOSO
Así llegó el Primero, cuando el “Pipi” no perdonó cerca del marco de Techera y todo se fue simplificando. Los dos puntas se escalonaban y se acoplaron al trabajo colectivo.
En el complemento, en un terreno blando, siempre la organización funcionó, el dibujo se fue sincronizando y la mecanización de movimientos entre la gente que jugaba por dentro, la que se desprendía por afuera (Vitale y Argañaraz) daban resultados.
LA COLUMNA VERTEBRAL
Ni hablar con la dupla central, que permitían la ocupación espacial, dependiendo de la zonas de inicio de los ataques locales, que cada vez que tenían un resquicio o se filtrában encontraban al arquero bien ubicado. Por eso no extrañó cuando tras un centro por el carril izquierdo desembocó en un centro que apareado con Madeo, el Flaco Vico mandó al fondo de cabeza. Se puede analizar desde distintos prismas, pero lo que es indudable, que aún con los 8 cambios, el rigor táctico se mantuvo. Hoy el rival fue exigente y lo puso en aprietos en la escenificación de su sistema y en la reproducción efectiva del juego. Camioneros lo ganó bien, plasmando el mayor grado de equilibrio entre la fase ofensiva, defensiva y transiciones, siendo práctico y disciplinado.