Ir a…

URUGUAY – DÍA IX: EN ÁREA PROTEGIDA


Los fuertes vientos que provocaron cierres o partidas en el puerto Montevideano, que solamente dejaron espuma, olas y un alerta naranja (producto de un ciclón extratropical), no fueron un obstáculo en el hotel Fount Points, donde está hospedado el plantel de CAMIONEROS, que tras el desayuno y la tarea diferenciada de aquellos que no jugaron frente a Fenix, realizaron una charla técnica que por espacio de 15′, en la sala contígua al comedor, en la misma se abarcaron temas inherentes al grupo. Tras la siesta, por indicación de los preparadores físicos, se desdoblaron los grupos: los que jugaron el primer partido fueron a la pileta climatizada y el segundo grupo ingresó al natatorio 30′ después. La agenda marca que a las 18 se efectúa la merienda y a las 21 la cena. Mañana estará el partido frente a Bostón River en dos encuentros de similares características al de ayer. De no confirmarse algún otro partido, éste sería el colofón de la gira Uruguaya.
AREA PROTEGIDA
En éstos mano a mano que presentamos, hablando con los protagonistas, dialogamos con dos de los cuatro arqueros del plantel profesional: LEANDRO EVANGELISTI Y ALEJANDRO GLADIALI.
-¿Cuál fue el mejor arquero que viste?.
Evangelisti: Por ser del Rojo, me inclino por Islas.
Gladiali: Juan Pablo Carrizo.
-Sos DT. y ves lo que le pasó a Caballero o al arquero de Liverpool, ¿Qué hacés, lo colgás, lo mantenés o pierde el puesto?.
Evangelisti: Estamos todos expuestos, es un puesto así. Se presentó tambiéb, en el mundial, que es un torneo corto y eso lo condenó.
Gladiali: Lo seguiría poniendo, es un puesto complejo,  pero si lo elegí en un momento, por algo es.
-Tenés un penal en contra, lo intuís, mirás como se mueve o seguís un protocolo.
Evangelisti: Miró como se para. Si conozco al jugador voy a la estadística, escucho al ayudante de campo y si me dice andá a los cruzados, voy a los cruzados. Me pasó en el Federal A.
Gladiali: Intuyo, busco que el tiempo se alargue para que se ponga nevioso el jugador. Si el técnico no me dice nada, me dejo llevar por mi intuición.
-Se nota que estás feliz…
Evangelisti: Si. Es un club que estiró mi carrera, me volvía a sentir jugador de fútbol después de un tiempo. Y ser jugador no es solamente un sueldo. El hecho de tener tu ropa, materiales para trabajar, de hacer una gira. Las cosas que a uno o llenan y te dan ganar seguir atajando mucho más. También nos conocemos y en el grupo estamos todos muy cómodos. El cuerpo técnico y los chicos que se acoplaron…
Gladiali: El lugar uno se lo va ganando día a día, durante el campeonato y los entrenamientos. El club y la gente te dan ganas de venir a entrenar, eso te pone bien.
-Sos Sampaoli (antes del Mundial): lo ponés de “una” a Armani, le bancás el tiempo necesario a Romero o te inclinás por Caballero...
Evangelisti: Si le doy de baja a Romero, como hizo, a mi criterio lo metía a Armani. Romper un grupo de arqueros fue innecesario. Yo a Romero lo hubiese aguantado, había jugado dos mundiales.
Gladiali: Yo lo hubiese puesto a Armani, diréctamente.
-¿Crees en las cábalas, la ruda o en la brujería?.
Evangelisiti: No. A mi lo que me da fuerzas es el laburo diario, entrenar bien en la semana me hace entrar a la cancha con un plus.
Gladiali: Yo sí tengo cábalas. Un boxer para los partidos, un par de cintitas, tocar los tres palos antes del inicio.