Ir a…

FEBRERO Y LA APARICIÓN DE LA GUINDA


El equipo recientemente ascendido sigue su preparación para afrontar la temporada 2018 en la primera categoría del rugby empresarial con el objetivo de mantener la categoría y quedar en lo más alto. Durante los últimos días de enero y los primeros de febrero se subió la intensidad de piernas en la cancha, se ajustaron algunos puntos clave en el gimnasio y, como motivación, apareció la pelota en algunos ejercicios en el siempre renovado predio de Camino de Cintura.
Durante el martes 30 se vio un entrenamiento acorde a lo que se esperaba luego de las dos semanas de adaptación. Con más exigencia en los trabajos de piernas con el objetivo de ganar en velocidad y aire. En la charla final el entrenador remarcó la importancia de los trabajos individuales de los sábados para lograr un buen rendimiento y lanzó con firmeza “lo van a sentir en unos meses”. La buena noticia fue que apareció la pelota en algunos ejercicios de pases a velocidad y coordinación y eso lo hizo más interesante todo. El jueves fue el primer día de trabajos en el gimnasio con el PF. En la cancha también hubo más intensidad a la hora de correr en la parte aeróbica y también cuando apareció la guinda por segunda vez consecutiva. Tanto es así que en cuanto el equipo amagó a bajar un poco el ritmo en los trabajos de pase la voz del entrenador volvió a oírse para que esto no suceda y la respuesta del equipo fue inmediata. Para el sábado quedó el trabajo individual de resistencia encargado por el PF con una duración de entre 45 y 50 minutos.
El cuerpo técnico de Camioneros sigue sumando y ajustando en cada detalle e incluso se lo nota con la vara más alta respecto de la pretemporada pasada. El inicio del 2018 redondea un buen primer mes y el comienzo de un febrero que promete ser intenso y desgastante para quien quiera estar a la altura de las circunstancias.